Urbanismo troglodita

Urbanismo troglodita

Derinkuyu-Turkey

La amenaza del Covid-19 ha vuelto a poner de moda esa corriente ahora elitista de excavar bunkers como refugio apocalíptico. Bien sabemos que esto no es algo nuevo.

Ya desde la prehistoria tenemos ejemplos de hábitats con arquitecturas enterradas de distintos tipos:

EXCAVACIÓN VERTICAL:

Este grupo de arquitecturas lo forman aquellas en las que el sentido de excavación es vertical, horadando el subsuelo desde la superficie, dando como resultado construcciones de planta circular, con diámetro inferior mayor al superior, formando una sección cónica que servía de protección frente a las condiciones climáticas.

Como ejemplo nos encontramos, desde el Neolítico, las primeras viviendas enterradas en China (Honnan, Shensi y Kansu), en provincias con terrenos formados por limos, de alta porosidad, fáciles de tallar, pero también con dureza suficiente para resistir la erosión.

Excavación vertical

Son excavaciones reducidas pero suficientes, con 3 metros de profundidad, y un diámetro inferior de 4 metros y en superficie de unos 3 metros, abiertas por la arriba en la mayoría de los casos. La facilidad de excavación de estos terrenos limosos choca con la difi­cultad de construir un techo.

Pero con el paso del tiempo y con la evolución de las herramientas y los conocimientos, las paredes pasaron a aplomarse para evitar desmoronamientos; la excavación se empieza a hacer de forma ovalada, aumentando las dimensiones y aparecerán estructuras de cubierta, surgiendo construcciones más complejas y espaciosas.

EXCAVACIÓN HORIZONTAL:

Excavación horizontalEn este tipo de arquitectura se aprovecha la roca para excavar la vivienda, ahorrando significativamente en gastos de materiales, compensando la dificultad inicial de la excavación. Se trata de una actuación sustractiva puesto que se excava sobre la propia configuración natural, desembocando en un urbanismo en superficie, por encima de la línea de tierra.

Kaimakli

Es el caso de los pueblos trogloditas en los conos de Capadocia (Turquía), que utilizan los montículos naturales existentes en el entorno para ubicar sus viviendas.

 

Un claro ejemplo de este tipo de construcción aquí en nuestro país, podrían ser las casas cueva de Guadix, muchas de ellas actualmente en uso.

 

EXCAVACIÓN MIXTA:

Surgió como opción para ejecutar construcciones excavadas en lugares donde no existían elementos montañosos adecuados para excavar cuevas horizontalmente. Debido a la plana orografía, era posible excavar únicamente en dirección vertical hacia el subsuelo, con los inconvenientes que ello traía (desprotección frente al viento, agua y sol). Con el fin de evitar estos inconvenientes, se generó un nuevo patrón de excavación basado en la mezcla de los dos tipos: excavación vertical más excavación horizontal.

MatmataSe comenzaba abriendo un patio excavado en vertical para llegar a un nuevo plano horizontal. Se generaban paredes en el perímetro del hueco y se excavaba horizontalmente alrededor de este vacío. Este tipo de construcción ha generado diversidad de pueblos enterrados.

Un ejemplo muy simbólico puede ser el poblado de Matmata, en Túnez; famoso por haber servido de escenario para la saga de las películas Star Wars.

A pesar de que estos tipos de excavaciones conllevan algún peligro en caso de temporales de agua, realmente recogen lo mejor de cada uno de los dos tipos.

Con la excavación vertical, se profundiza en el terreno llegando a una cota protegida de vientos, siendo además habitáculos que pasarán des­apercibidos en el paisaje, pero permitiendo iluminación gracias al patio excavado. La excavación horizontal favorecerá un aislamiento térmico en cubierta, debido a la gran inercia térmica que ofrece el terreno.

DerinkuyuEn la Capadocia también nos encontramos la metrópoli subterránea de Derinkuyu. Una ciudad excavada que pudo albergar a unos 10.000 habitantes, construida en ocho niveles subterráneos y a unos 80 metros de superficie la zona más baja. Estaba compuesta por todos los espacios necesarios para desarrollar una vida en autonomía (molinos, prensas, aljibes o silos para almacenamiento de provisiones). También contaba con calles, plazas, iglesias, cementerios o mercados.

La comunicación con el exterior era puntual a través de algún acceso localizado y vigilado.

 

Derinkuyu-TurkeyLos distintos niveles estaban inerconectados mediante largos túneles en pendiente que comunican el fondo con la superficie, utilizando escaleras talladas en el terreno o formadas por piezas de madera empotradas en la pared. Esta red de galerías podían obstruirse, en caso de necesidad, rodando pesados discos de roca, aislando así a la población de cualquier posible agresor.

Cada estancia estaba acondicionada mediante orificios de ventilación. Funcionando de manera muy similar a un hormiguero.

Estas viviendas subter­ráneas mantienen unas condiciones de habitabilidad bastante salubres y constituyen una solución cálida en invierno y fresca en verano; siendo una solución tan apta para el calor como para el frío, llegando a asumir una gran oscilación térmica diaria (superando los 20ºC).

En definitiva, los pueblos excavados constituyen un atractivo ejemplo de urbanismo subterráneo que logró resolver de un modo muy efectivo la supervivencia de nuestros antepasados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.