Arquitectura bioclimática. Estrategias pasivas.

Arquitectura bioclimática. Estrategias pasivas.

Arquitectura bioclimática

Arquitectura bioclimática

Cómo la arquitectura bioclimática recoge técnicas pasivas para lograr una construcción eficiente desde la fase del diseño arquitectónico.

 

La arquitectura bioclimática se caracteriza, principalmente, por aprovechar al máximo los recursos de la naturaleza (sol, viento, vegetación, subsuelo), reduciendo el impacto ambiental de la construcción y minimizando su consumo de energía y agua. No deja de lado factores imprescindibles como la salud y el confort. Por ello, busca lograr una calidad en el ambiente interior en cuanto a temperatura, humedad, iluminación natural y calidad del aire.

Otra de sus finalidades es reducir el consumo de combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas natural y gas licuado del petróleo) y disminuir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Estrategias pasivas

Para todo ello tiene en cuenta una serie de estrategias pasivas a considerar ya desde la fase de diseño del proyecto.

Iremos viéndolas una a una en los siguientes artículos:

  1. Factor de forma del edificio.
  2. Orientación.
  3. Diseño de la piel del edificio: aislamientos, inercia térmica de paramentos, color de la fachada, fachada ventilada…
  4. Optimización de los huecos: estanqueidad, transmitancia de vidrios y carpinterías, opacidad…
  5. Iluminación natural:forma de los huecos, elementos de control lumínico, conductores solares…
  6. Climatización pasiva en invierno:
  • Galerías acristaladas e invernaderos adosados.
  • Muros captadores. Muro trombe.
  • Inercia subterránea.
  • Acumulación de calor y distribución con lecho de grava.
  • Acumulación de calor con materiales de cambio de fase.
  • Cubiertas de agua. Muros de agua.
  • Acumuladores.

7. Climatización pasiva en verano:

  • Patios interiores.
  • Arquitectura enterrada.
  • Sistemas tradicionales como la arquitectura de paja, adobe…
  • Protecciones contra la radiación solar: aleros, toldos, lamas…
  • Cubiertas vegetales.
  • Cubierta ventilada.
  • Incorporación de superficies frías.
  • Refrigeración por evaporación del agua y ventilación natural (sistema Ecooler).
  • Pantallas vegetales y ajardinamiento.
  • Muro vegetal.
  • Techo frío.

8. Ventilación (principalmente para verano):

  • Natural pura: directa o cruzada.
  • Forzada natural: chimenea solar, extracción por viento…
  • Inducida: chimenea de viento de una o múltiples bocas.

9. Recuperación de aguas pluviales.

10. Análisis de la trama magnética terrestre.

Pueden clicar en cada una de ellas para profundizar en el tema.

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.